viernes, 24 de agosto de 2018

Estudios de mercado Comunidad Valenciana -Microresearch.es- El precio del suelo en el sur de la Comunidad Valenciana


El precio del suelo en el sur de la Comunidad Valenciana




Fuente: www.idealista.com

La tabla nos muestra la disparidad existente en el precio del suelo de una población turística en la costa como es el caso de Benidorm, a un municipio interior de carácter industrial como es el caso de Elda. En mitad de uno y otro nos encontramos una ciudad que aúna los criterios turístico e industrial como es el caso de Elche.

Tal vez si la economía del sur de la comunidad valenciana se apoyara tanto en la industria como en el turismo esta diferencia en el precio de suelo no sería tan acentuada; por otra parte la limitación del espacio costero hace que el precio del suelo en estos lugares este más demandado independientemente de tener un uso residencial o turístico.

Fuente: INE

La gráfica nos muestra el volumen total de viviendas en los tres municipios estudiados, por una parte Elda, un municipio en el interior de carácter eminentemente industrial donde predominan las viviendas principales; Elche un gran núcleo urbano también como una mayoría de viviendas principales, pero con características propias de una ciudad de cerca de 300.000 habitantes; por ultimo Benidorm presenta un perfil diferente, en este caso las viviendas secundarias aumentan de volumen respecto a los otros dos municipios, propio de su carácter turístico.

La siguiente gráfica nos muestra los mismos datos expresados en porcentaje.

Fuente: elaboración propia partiendo de datos del INE

Observando esta segunda gráfica donde se representan los porcentajes de uso de las viviendas las similitudes y diferencias quedan mucho mas claras dejando de lado el factor población. Elda y Elche presentan perfiles similares, si bien Elche tiene un volumen superior de viviendas secundarias por tener zonas costeras que favorecen la actividad turística, Elda por su parte mantiene el porcentaje más alto de viviendas vacías.

Benidorm es un perfil completamente distinto, las viviendas principales no alcanzan el 50%, mientras en los otros dos municipios eran tres de cada cuatro, las segundas residencias superan el 43% mientras en Elda no llegaban al 8% y en Elche apenas sobrepasan el 12%.

Por ultimo hablar de las viviendas vacías, como ya he comentado Elda mantiene el mayor porcentaje, por el contrario Benidorm tiene el porcentaje mas pequeño, solo el 8,56 % frente al 17,64% de Elda, algo lógico, la compra de una vivienda en Benidorm supone una gran inversión lo que hace que sea imprescindible sacarle rendimiento, a través del alquiler; sin embargo el número total de viviendas vacías es similar en los dos municipios, un poco menos de 5.000, lo que resulta una cifra elevada, elche supera con creces, por su tamaño esta cifra, superando las 13.000, estas cifras de vivienda vacía (en 2011) resultan excesivamente alta si tenemos en cuanta que se considera al sector inmobiliario y de construcción uno de los más importantes de la zona.

martes, 14 de agosto de 2018

Estudios de mercado Comunidad Valenciana -Microresearch.es- Desigualdades en la Comunidad Valenciana


Desigualdades en la Comunidad Valenciana


Fuente: Elaboración propia partiendo de datos del INE

Esta primera gráfica nos muestra la evolución del paro y la renta media por unidad de consumo en el conjunto de la Comunidad Valenciana, tomado el año 2010 como base, se pueden ver las fluctuaciones de ambas variables, a lo largo de estos siete años, podemos concluir que el final esta siendo relativamente feliz, ya que la tasa de paro en la Comunidad Valenciana ha bajado entrono un 20% con respecto a 2010; en el ámbito de las rentas la visión no resulta tan optimista, ya que esta, la renta media por unidad de consumo, empezó a bajar con el aumento del paro, pero una vez el paro empieza a disminuir la renta media por unidad de consumo en la Comunidad Valenciana sube, pero sin llegar a alcanzar el nivel de 2010 pese al importante descenso del desempleo.

Nos centraremos ahora en estas dos mismas variables, tasa de paro y renta media por unidad de consumo, a nivel comarcal.

En primer lugar nos centraremos en la renta, la variable concreta es la renta por unidad de consumo del año 2017.


Fuente: elaboración propia, partiendo de datos del Portal estadístico de la Generalitat Valenciana 

El cuadro expresa la diferencia en porcentaje de la renta media por unidad de consumo, entre cada comarca y el conjunto de la Comunidad Valenciana, en el mapa podemos ver en tonos verdes aquellas comarcas con una renta (media por unidad de consumo) superior a la comunidad en tonos rojizos las que están por debajo de la media.


Es de destacar la desigualdad entre norte y sur del territorio, donde salvo la excepción de El Baix Maestrat, con una renta inferior al conjunto, las comarcas con rentas más bajas se concentran en el sur de la comunidad, independientemente de que se trate de comarcas costeras donde el turismo es la principal fuente de ingresos. 

En segundo lugar abordaremos la tasa de paro a nivel comarcal.

Fuente: elaboración propia, partiendo de datos del Portal estadístico de la Generalitat Valenciana 

La distribución de la tasa de paro por comarcas tiene una distribución normal con una media del 16,22% mas centrada, pero sigue habiendo una descompensación territorial con el sur en una posición más precaria, lo que explicaría las rentas más bajas.


La tasa de paro con la que trabajamos corresponde al primer trimestre de 2018, esta puede ser la razón por la que la mayoría de las comarcas costeras, en mayor o menor medida dependientes del turismo registran tasas de paro superiores a la media, exceptuando las comarcas de La Marina Alta y L’Horta Nord, En el caso de La Marina puede ser a la existencia de un turismo residente con una mayor capacidad de dinamizar la zona fuera de temporada alta, aunque parece poco probable ya que este mismo modelo se repite en toda la costa sur de la comunidad. El caso de L’Horta Nord puede ser debido a la proliferación de ciudades dormitorio de personas que trabajan en Valencia.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Hoja de control

Se partió de una muestra de 1053 individuos, que nos daban un error inferior al + 3% a un nivel de confianza del 95,5% con P = Q = 50, para una población total (N) de 15.137 personas. Sin embargo la tasa de un 30 % de abandono escolar dentro de la educación secundaria para adultos, hizo que en el momento de realizase la encuesta, solo se pudiera llevar a cabo 702 encuestas, de las cuales solo fueron validas 676, por lo que el error que en principio era inferior al + 3% subió hasta el + 4%, bajo las mismas condiciones de nivel de confianza 95,5% con P = Q = 50, teniendo esta significación el conjunto de la muestra a nivel de la Comunidad Valenciana. Esta situación nos ha obligado a cambiar los entornos de trabajo del nivel “provincia” al nivel “tamaño de la población” diferenciando dos entornos, el de escuelas situadas en poblaciones de menos de 50.000 habitantes y situadas en poblaciones de más de 50.000 habitantes, en lugar de las tres provincias, Alicante, Castellon y Valencia Con esta muestra de 676 entrevistas el error es inferior al + 4% para un nivel de confianza del 95,5 % siendo P= Q = 50

jueves, 1 de septiembre de 2016

Análisis de los “nini” en comparación con el conjunto de la muestra(4): Evaluación de la formación por los alumnos.

Una de las preguntas que se hizo a los alumnos fue :“Valora del 1 al 10 el grado de implicación ACTUAL de tu centro en CADA UNO de los siguientes objetivos. Un valor de 1 indica que tu centro no se implica en dicho objetivo, mientras que 10 indica una total implicación.”; evidentemente se pretendía obtener una valoración de los alumnos frente a la implicación del centro en su formación, o si la formación da solución a sus necesidades. Los ítems a valorar fueron: Prepararte para encontrar empleo Prepararte para seguir estudiando Desarrollarte personal y socialmente Prepararte para montar una empresa/negocio La valoración en general fue buena todos los ítems fueron valorados positivamente por los alumnos, obtuvieron una valoración por encima de 5 sobre 10, excepto “Prepárate para montar una empresa/negocio” que no supero el 5. Evaluemos los resultados comparativos de los “nini” con el conjunto de la muestra ítem por ítem.
Fuente: elaboración propia Las diferencias entre las respuestas del grupo y los “nini” no son significativas, la representación de los valores son prácticamente iguales, si bien existen similitudes entre las distribuciones de “Prepararte para seguir estudiando” y “Desarrollarte social y personalmente” con una tendencia en la que una parte mayoritaria de las respuestas se inclinan por una valoración positiva (en la parte inferior del gráfico) Las valoraciones que afectan a la preparación para el ámbito laboral tienen en común un grupo que valora muy negativamente este tipo de preparación en la educación para adultos, sin embargo tienen comportamientos diferentes a partir de ahí, ya que si bien el siguiente pico esta en la valoración media (5), la parte de las valoraciones positivas se comportan de forma completamente distinta, mientras que si se valora la preparación para el trabajo, la preparación para montar una empresa / negocio, se mantiene en frecuencias muy bajas. Ya centrandonos en los “nini” presentare una comparación de las medias de los diferentes ítems; tal vez la media no sea absolutamente representativa, pero si nos da una idea aproximada de la valoración que hacen estos alumnos sin trabajo ni experiencia laboral de la educación que reciben, si bien la media por si misma no nos da una información relevante, la comparación de las medias nos puede dar pautas de como cubre la educación los intereses de los alumnos, al menos en este caso de la educación para adultos.
Como comentábamos anteriormente los ítmes “Prepararte para seguir estudiando” y “Desarrollarte social y personalmente” son los mejor valorados, los centros tienen mayor implicación en estos conceptos, por una parte es lógico ya que se trata de una formación básica, sin embargo no habla demasiado bien de una formación orientada a la integración social a través del mundo del trabajo. Por otro lado se encuentran los dos ítems más vinculados con el mundo laboral, por un lado “Prepararte para encontrar empleo” que si bien alcanza el aprobado holgadamente con una media de 5,73, esta puede que no sea lo suficientemente significativa, debido al alto numero de encuestados que han dado la mínima valoración a este ítem, si bien por otro lado se compensa con un importante número de valoraciones máximas, en el caso de los “nini” el número de valoraciones mínimas supera el de la muestra y en el caso de las valoraciones máximas esta por debajo del conjunto de la muestra, podemos considerara que los alumnos sin trabajo ni experiencia, son algo más críticos que el conjunto de la muestra pero no lo suficiente como para poder decir que los centros no dan una orientación laboral suficiente. En segundo lugar nos encontramos con el ítem “Preparate para montar una empresa/negocio” es el único que no sobrepasa la puntuación de 5, el único que suspende, tanto los “nini” como el conjunto de la muestra desaprueban la implicación de los centros en impartir una formación que oriente a los alumnos a integrarse en el mercado laboral montando su propio negocio, fundamentalmente como autónomos; esto nos habla de la falta de preparación con la que estos llegan a un mercado laboral donde cada vez predominan los contratos mercantiles a los contratos laborales. No existe en este tipo de formación una inducción a la iniciativa personal. Para finalizar estudiare la implicación de los alumnos sin trabajo ni experiencia “nini”, con los diferentes ítems a través de los cuales los alumnos evaluaban la implicación de sus centros en su educación. Lo haré midiendo los diferentes nivel de abstención (NC, no contestan) en la valoración de estos ítems.
La relación entre implicación e ítem es inversa, a mayor implicación menor nivel de abstención a la hora de valorar los diferentes ítems. Podemos observar que el ítem que menor grado de abstención tiene es “preparate para encontrar trabajo” es evidente pues que la integración en el mercado laboral es importante para este tipo de alumnos, menos del 10% no valoran el ítem, tal vez por desidia, tal vez por hartazgo de un modelo educativo que no les da soluciones. Este interés contrasta con la valoración media del ítem, lo que mostraba una implicación mínima pero suficiente de los centros en la implicación de la educación en este tipo de objetivos. En segundo lugar aparece “prepararte para seguir estudiando”, ya superando el 10%, para los estudiantes la posibilidad de seguir estudiando resulta atractiva, y no olvidemos que junto con “desarrollarte social y personalmente” eran los ítems mejor valorados, en los que el centro educativo mostraba mayor implicación. En tercer lugar “desarrollarte social y personalmente” que supera ampliamente el 10%, probablemente los alumnos piensen que, que menos que un desarrollo personal y social se le puede pedir a la educación. En ultimo lugar el ítem que mayor grado de abstención alcanza es “preparate para montar una empresa o negocio”, era el menos valorado, el único con una valoración inferior a 5, lo que indica el bajo grado de implicación de los centros en fomentar este tipo de objetivos, pero también es el menos ansiado por los alumnos, aunque existe un 20% aproximadamente de alumnos que fueron muy negativos con la implicación de los centros con este ítem, tanto a nivel general como entre los “nini” Que la abstención alcance el mayor nivel entre el conjunto de la muestra, nos habla de un país donde no hay iniciativa. En este país, España, la iniciativa personal ni se incentiva ni se demanda, ¿donde esta el origen de esta actitud hacia la iniciativa individual?, en este sentido España es un país “nini”.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Análisis de los “nini” en comparación con el conjunto de la muestra (3): Motivaciones para estudiar.

Dentro de las cuestiones que se les planteaba a los entrevistados había una que versaba sobre sus motivaciones para estudiar, se les pedía que seleccionaran dos proposiciones que se adaptasen a su situación de entre cuatro: Quiero aprender para estar mas preparado para seguir estudiando Quiero aprender para estar más preparado para trabajar Quiero aprender por satisfacción/desarrollo personal y social Quiero aprender para montar un negocio. Se les daba la oportunidad de que si ninguna de las opciones se adaptaba a su situación especificasen otra motivación para estudiar. En el conjunto de la muestra los resultados son los que ofrece el siguiente gráfico:
En segundo lugar un 29.36% manifiesta su intención de seguir estudiando, se reincorporan a sus estudios para obtener una titulación; si bien no esta implícito en la respuesta, tras hablar con los docentes estos manifiestan que necesitan un titulo básico, para poder hacer un ciclo formativo, según los docentes, esta es la vía mayoritariamente elegida por los alumnos de educación para adultos que deciden seguir estudiando. En tercer lugar con un 27,45% están aquellos alumnos cuya motivación es el desarrollo social y personal, como ya comenté en una entrada anterior, la educación para adultos estaba pensada en principio para que aquellas personas que carecían de una formación reglada por haber tenido que abandonar sus estudios para incorporarse al mercado labora, una vez establecidos en él, se matriculaban en este tipo de formación para desarrollarse personalmente, más que por una necesidad de tener la titulación, este grupo son esas personas, si bien no encaja por grupos de edad, parte de este 27,45% son personas que han perdido su trabajo y que con una formación profesional solida, se matriculan para desarrollar otros aspectos culturales. El cuarto ítem, el menos valorado es “Quiero aprender para montar un negocio”, solo el 3,39% de los encuestados eligen este item como el que mejor se adapta a su situación, una tendencia marginal. Esto nos da a entender que en este país no existe por lo general una iniciativa emprendedora, preferimos tener un trabajo remunerado que tener que estar todo el día pensando en como sacar a delante nuestro propio negocio; entiendo que esto es grave ante la situación que se avecina donde van a predominar los contratos mercantiles sobre los laborales. Por ultimo que la situación que más se adapta a la situación del entrevistado sea otra, “otros”, solo el 1,93% la elige, se trata de personas con unos intereses muy específicos, que suelen aunar dos de las opciones, por ejemplo seguir estudiando y estar preparado para trabajar; bien tienen muy claro cual es el trabajo que quieren y que para conseguirlo tienen que hacer unos estudios de superior nivel, bien que ocupando una puesto de trabajo especifico para consolidar el puesto, tanto en el sector publico, para opositar, como en el sector privado, les exigen una titulación mínima. Pasemos a ver ahora como se manifiestan aquellos que ni tienen trabajo ni experiencia sobre estos mismos ítems, ¿cual es la motivación de estos “nini” para estudiar?
A primera vista la La distribución de las respuestas es similar a la del conjunto de la muestra: el trabajo como principal motivación para aprender / estudiar, seguida de la preparación para seguir estudiando, el desarrollo personal como tercera opción y de forma marginal el montar una empresa o negocio y otras motivaciones. Sin embargo si miramos con mas detenimiento, podemos ver que los ítems trabajar, estudiar y montar un negocio suben mientras que la satisfacción personal y otros motivos bajan. El paso de un 27,43% a un 20,06% en el item “Quiero aprender por satisfacción / desarrollo personal y social, nos habla de la implicación de estos individuos en mejorar sus situación de una forma practica, bien encontrando trabajo, bien optando por seguir estudiando para encontrar un trabajo. De todas formas ese 20,06% es todavía un porcentaje alto, sin embargo esto pese a no descartar un grupo dentro de estos “nini” que por decirlo de alguna manera, se dejan llevar, puede estar motivado por el hecho de que al elegir dos opciones elijan esta como segunda opción después de elegir el trabajo o los estudios como principal motivación. En cuanto a la ítem “Quiero aprender para montar un negocio” pese a subir de un 3,39% a un 4,63% sigue siendo marginal, cabe decir de este ítem, que en un estudio comparado entre el ámbito rural (localidades de menos de 50.000 habitantes) y el ámbito urbano (localidades de más de 50.000 habitantes) pese a seguir siendo marginal, en el ámbito rural tiene mayor interés esta opción. Esto tal vez se deba a que en entornos pequeños existe una mayor posibilidad de conocer a los clientes, por lo que invita a los entrevistados a establecerse por su cuenta como trabajadores autónomos.

miércoles, 27 de julio de 2016

Análisis de los “nini” en comparación con el conjunto de la muestra (2): Análisis por edad.

Cuando escuchamos el termino “Educación para adultos” uno espera encontrarse con un modelo que ofrece una segunda oportunidad a aquellos que por una prematura incorporación al mercado laboral deciden volver a estudiar bien por intereses económico-laborales bien por desarrollarse intelectualmente una vez acabada su vida productiva; esto cabe dentro del modelo, pero además existen otras necesidades formativas que a falta de otras oportunidades cubre este modelo de “Educación para adultos”, esto se ve claramente en la segmentación por edad que hemos obtenido a través del estudio.
Para seguir un orden definiré cada uno de los grupos desde los más jóvenes a los más viejos. En primer lugar nos encontramos con un reducido grupo (0,89%) de jovenes de 17 años o menos, ¿que hacen estos individuos en una educación para adultos, cuando todavía son menores de edad?, se trata de personas que bien por su bajo nivel intelectual, bien por su bajo nivel de adaptación a las normas disciplinarias que imponen los centros de formación, van siendo “rebotados” de unos centros a otros y terminan en el ultimo lugar que los acoge, la educación para adultos, después de esto no hay nada y si no consiguen integrarse, solo cabe esperar que con el tiempo lo hagan. Un segundo grupo, lo ocupan jóvenes de entre 18 y 28 años, un grupo tal vez demasiado extenso, un error en la segmentación debido a la falta de presupuesto, en este caso podemos encontrar dos grupos; por una parte todos aquellos que provienen del fracaso escolar y que prácticamente son obligados por la familia a dedicarse a algo ya que no tienen ni trabajo ni oportunidad de tenerlo por no tener experiencia. En segundo lugar nos encontramos con otro grupo que dejaron sus estudios durante el boom de la construcción y que con la crisis se han quedado sin trabajo y para su reincorporación al mercado laboral les piden una titulación mínima, que no tienen, dentro de este grupo también podemos encontrar sujetos que pretenden obtener una formación laboral especializada, pero que antes deben obtener un titulo mínimo para poder acceder a los ciclos formativos (formación profesional). El siguiente grupo de 38 a 48 años cumple también este perfil, personas que abandonaron su formación para incorporarse al mercado laboral y ahora o bien se ven sin trabajo o bien en el trabajo les piden un nivel mínimo de formación para poder ocupar su puesto o aspirar a un puesto superior, como decía en el párrafo anterior al dejar sus estudios demasiado jóvenes necesitan un titulo para poder incorporarse a los ciclos formativos. El siguiente grupo de 48 a 58 años es un grupo diferente, se trata de personas que ya tienen su vida encauzada con una familia propia y su motivación es el desarrollo social y personal, aunque todavía existen casos en los que las necesidades que pretenden cubrir con este tipo de educación son laborales; son personas que dejaron sus estudios para incorporarse al mercado laboral y ahora buscan una formación que no tuvieron en su momento, por lo general tienen más interés en aprender que en obtener un titulo. Por ultimo el grupo de de mayores de 58 años, este grupo esta formado por personas jubiladas o pre-jubiladas, que buscan un desarrollo personal y cultural que no tuvieron cuando eran jóvenes, tienen interés por sacarse el titulo ya que pueden tener la intención de seguir estudiando. La educación para adultos es pues un “cajón de sastre” donde se mete más de lo que cabe. Los “nini” dentro de este tipo de formación forman un grupo muy concreto.
Nos encontramos que son fundamentalmente los jóvenes de entre 18 y 27 años, quedando el resto de grupos limitados a una presencia marginal y desapareciendo los grupos de gente más mayor, que si aparecen es por tratarse de personas con discapacidad que no han trabajado o mejor dicho no han podido trabajar nunca. Las características de este grupo vienen determinadas por lo que he comentado anteriormente del grupo excluyendo a aquellos que abandonaron sus estudios para trabajar, se trata pues de personas que han fracasado en la formación regular (reglada ESO) y que por no tener ni trabajo ni oportunidad de encontrarlo, terminan en este tipo de formación.

martes, 26 de julio de 2016

Análisis de los “nini” en comparación con el conjunto de la muestra (1) Análisis por los estudios realizados

En este gráfico podemos ver el conjunto de la muestra según los estudios realizados; destacan tres grupos los que tienen en certificado de escolaridad (23,96%) los que tienen la educación básica (21,15%) y el principal grupo los que tienen terminado el graduado en educación secundaria obligatoria (33,58%) el resto son gente que ha ido abandonando sus estudios, probablemente por incapacidad y se han ido incorporando a programas educativos alternativos que les permiten seguir estudiando mientras son menores de edad. Existe un pequeño porcentaje (2,66%) que han logrado acceder a un ciclo de grado medio, la antigua formación profesional, que con una alta probabilidad no han podido superar y por eso se incorporan a la educación para adultos. Cabe destacar que este tipo de ciclo educacional se ha convertido en un pozo donde van a caer todos aquellos alumnos que en otro tipo de centro han fracasado.
En comparación con el conjunto del grupo, vemos que los principales grupos siguen siendo los mismos, sin embargo mientras en el conjunto había una preponderancia de los graduados en EGB, aquí el grupo principal son los que abandonaron sus estudios al acabar la primaria (26,54%), mientras que los que siguen estudiando hasta alcanzar el antiguo titulo de educación general basica, actual 2º de la ESO, se han reducido (hasta el 23,70%), esto significa que es probable que hayan abandonado sus estudios al poder incorporarse al mercado laboral, puede que actualmente estén en el paro, incluso hayan vuelto a estudiar, pero ya tienen una experiencia laboral. El tercer grupo los que solo tienen el certificado de escolaridad también se reduce (pasa de un 23,96 % al 16,89%); sin embargo los que abandonan sus estudios en 3º de la ESO, antiguo 1º de BUP aumentan (de un 8,43% a un 14,22%). Por otra parte lo que era una tendencia prácticamente marginal en el conjunto de la muestra (con un 5,92%) se ha duplicado (hasta alcanzar el 13,27%), se trata de la PCPI (programa de cualificación profesional inicial), PDC (programa de diversificación curricular) y FB (formación básica), se trata de programas elementales a los que llegan alumnos con problemas para alcanzar lo criterios de evaluación mínimos en las lineas de formación estándar.